• Inicio
  • Psicología
  • Luscofusco: ¿Dónde estoy?. La experiencia íntima de la percepción
Percepción y toma de conciencia.

Luscofusco: ¿Dónde estoy?. La experiencia íntima de la percepción

Luscofusco es un término gallego que designa el breve momento del día, entre el día y la noche, en el que el sol ya se ha puesto pero aún no ha llegado la noche y las cosas se perciben como sombras. Y también designa el momento, entre la noche y el día, en que la primera claridad permite distinguir las cosas como sombras pero aún no ha salido el sol.  ¿Qué influye en nuestra percepción de uno u otro momento? Probablemente, si montamos en un avión, dormimos en el trayecto y al bajar, sin conocer el destino,  aparecemos en medio de un luscofusco, será difícil para nuestro cerebro saber si es el de después del atardecer o el de antes del amanecer.
A veces las personas tomamos conciencia de algo (abrimos los ojos) y nos encontramos en un momento que no sabemos si interpretar como un final  o como un principio. En ocasiones, utilizamos el criterio ajeno (preguntar al de al lado si el sol se ha puesto o aún no ha salido) para saber en qué momento nos encontramos. Pero esto no resuelve el dilema porque la  percepción (es decir, la interpretación que nuestro cerebro hace de la información del entorno) es un acto íntimo, mediado por factores biológicos  y factores aprendidos: se modifica mediante la experiencia. Los psicoterapeutas tenemos, a diferencia de otros terapeutas sin  psico, formación en la comprensión de procesos psicológicos básicos como la percepción. Así, una parte del trabajo al acudir a terapia es facilitarnos la tarea de entender porqué interpretamos como finales lo que otros ven como principios, a no descartar nuestras percepciones, a trasformarlas  y a desaprender experiencias que ya no nos sirven, porque queremos que las cosas cambien también por dentro.

 

 Dedicado a Cris, Laura y Agus por los “momentos Luscofusco” 😉

Etiquetas: , , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario